Mujer sin hogar Hogar sin mujer

Este cartel para buscar vivienda sólo refleja mis sentimientos oscuros de aquellos tiempos largos infernales. No me atreví de pegarlo en los muros del pueblo.

Este poema, escrito por Bryan y por mí, del 2007, refleja una situación que nos pasó de verdad, cuando nos encontrabamos en los molinos  de las frías ruedas especulativas inmobiliarias burocráticas judiciales antisociales.

El silencio de la mayoría de los políticos locales, policías y empleados judiciales no ayudó.  Y a los proprietarios de viviendas les convenía más un turista que unos trabajadores pobres, como también hoy en día todavía rezan la mayoría.

Evocación de mujer y hogar

Palabras casadas en nuestras mentes

Este fue un cartel que pegué en las paredes del pueblo en mi desesperación.

Mujer sin hogar

Hogar sin mujer

Dos ideas que conjuran tristeza.

Madre sin hogar,  palabras juntadas,

Madre sin hogar, calles oscuras vacías,

Lluvia cae,  niños fríos y mojados.

Echados de su casa por especulación ciega sin sentir ,

El último paraíso… MIO.

Frenesí por dinero come nuestros corazones

Convirtiendo el creyente de Cristo del domingo en secuestrador de hogar del lunes.

Nadie para culpar.

Maquinaria del dinero tiene que alimentarse.

¡ Fuera de su camino !

El juez de paz, muy tranquilo.

Bryan Hemming y Angelica Westerhoff.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s